$66.000

Descripción

Nada es tan seguro en la vida como la muerte, pero al contrario de una entidad terrible y macabra, es la mágica oportunidad de estar vivos.

Es ella la dueña de la existencia, la señora de los tiempos presta los años, días, horas, minutos y el inevitable último segundo.

Ha dejado viejos conocimientos, sus hermanas, las Moiras, dueñas de los destinos, a través de los oráculos contaban los secretos de la vida.

No existe una eternidad, pero mientras vivas, si con la muerte tienes un pacto sagrado, ella tu vida aliviará, evitando que el mal pueda en tu alma anidar.

Si bien existe el final, la diferencia radica en la forma como sea la vida hasta ese momento, vivirla en felicidad o en sufrimiento.

Esta aseguranza sagrada junto con el aceite de la vida, que, según las brujas antiguas, alejan las entidades que dañan el alma llevando el espíritu al sufrimiento y la desesperación.

Estos elementos solo se deben usar en los momentos en que su vida entre el caos, la desesperación, la angustia o dificultad, al hacerlo, sentirá en lo profundo de su ser la fuerza eterna de la vida, sin duda le mostrará un nuevo sendero para otro nuevo destino.